jueves, 9 de mayo de 2013

Fundación Maior: Descubrir la Belleza, servir al mundo

 Un grupo de amigos que consideran la cultura como elemento primordial para la formación integral de la persona, en especial de los más jóvenes, ha constituido la Fundación Maior, con sede en Madrid e inscrita en el Protectorado del Ministerio de Cultura. Toma su nombre del semper-maior ignaciano, que indica la continua apertura, en todo el ámbito de las cosas creadas, a la gloria eterna del Amor que las ha creado, hallando a Dios en todas las cosas y a todas las cosas en Él, según el ideal de san Ignacio de Loyola. Su lema es “descubrir la Belleza, servir al mundo”.


¿Por qué la publicación de un libro de Marko I. Rupnik?

Nos parece una propuesta muy oportuna, porque acierta a situarse en el hoy, trazando caminos para superar las graves dificultades que encontramos en la Iglesia para dar a Dios la última palabra sobre nuestra vida y para dejarnos  vivificar por su gracia. El papel de la teología es situado en todo momento en su lugar justo, como servicio a la vida de fe de los creyentes. Marko Rupnik cuenta con la evidencia de su obra de artista para explicitar sus palabras. Teología, seguimiento de Cristo, arte litúrgico se unen en una síntesis sencilla que señala eficazmente el camino de la fe. 

En un capítulo notablemente más largo que los demás, el autor nos da una visión general de la educación cristiana y sus dificultades en el mundo de hoy y, sobre todo, en nuestra vida eclesial. El lugar originario de esta educación es la liturgia, en cuyo espacio nosotros superamos de algún modo nuestra condición.  El hombre moderno está convencido de que la fe es una cuestión de ideas, de filosofía, un problema de teorías sobre el hombre, sobre la historia... Si se sigue por este camino, es muy difícil –por no decir imposible– ver cómo la cuestión central es la de un Dios viviente en tres Personas, y la de nuestra participación en su vida, que es amor eterno, ya que no es el hombre el que se hace Dios con su inmenso esfuerzo de pensamiento, sino que es Dios el que se ha hecho hombre.

La presentación del libro tendrá lugar el viernes 10 de mayo, a las 19:30 h., en el Colegio Mayor Universitario Roncalli (Ramiro de Maeztu, 3, Madrid)

¿Nos podríais decir cuándo surgió Maior?

Fue en julio de 2006, aunque unos años antes ya se había formado un grupo en el que se compartían las mismas preocupaciones. Es necesario ofrecer una mirada nueva sobre el hombre y el mundo (familia, sociedad, trabajo, etc.) llegando así a lo más profundo de cada persona. Para ello hay que dejar de lado las ideologías que tan sólo pretenden cambiar las estructuras y dirigir la atención hacia el hombre enseñándole a encontrar el sentido de la vida en el descubrimiento del amor. Las relaciones en la familia, la amistad o el trabajo, están marcadas por esta experiencia cristiana que es la novedad que el laico está llamado a introducir en el mundo.

¿Qué es lo que pretende la Fundación?

Contemplar la belleza de las cosas, que es un bien en sí, que cambia nuestra visión del mundo, y que nos enseña que siempre hay algo más grande que se nos escapa. La belleza nos hace descubrir, desde la verdad, todo lo que nos rodea. La belleza que se recibe en la verdadera contemplación de la verdad, es el más delicado y misterioso aspecto de la verdad misma. Indica el carácter indisponible, no manipulable del don original que da a todas las cosas su sentido. Por eso la belleza nos hace ser más verdaderamente lo que somos, y nos hace participar de la bondad en la que todo existe.

            Maior quiere prestar su servicio al mundo descubriendo las posibilidades de mejorarlo, atendiendo ante todo al bien de cada persona y a la plenitud de su conciencia cristiana. Para ello concede importancia a todas aquellas actividades en las que cada uno pueda servir a los demás, en especial a los más desfavorecidos. Para Maior la formación ha de inspirarse en la sabiduría y, por tanto, en la verdad que proviene de Dios. Allí donde hay una pasión desinteresada por la verdad y por el bien, se abre un camino de alegría profunda que lleva a Cristo.

¿Qué propone para conseguirlo?

Despertar en el hombre el gusto por la contemplación de la belleza en sus manifestaciones artísticas, en particular aquellas que nos lega la cultura cristiana. Desde el momento en que Dios ha irrumpido en el mundo y se ha hecho hombre, la cultura, que pone a los hombres en estrecha relación entre sí por su humanidad común, tiene necesariamente que referirse a la verdad e implicar el seguimiento de Cristo.

Para Maior la formación ha de inspirarse en la sabiduría y, por tanto, en la verdad que proviene de Dios. Allí donde hay una pasión desinteresada por la verdad y por el bien, se abre un camino de alegría profunda que lleva a Cristo. Por tanto hace falta una educación que, irradiando el Evangelio, favorezca el desarrollo integral de cada persona ofreciendo entornos de libertad que ayuden a formar la propia conciencia. Sólo así puede cada uno conocer las posibilidades que le ofrece la realidad, estando en condiciones de adoptar decisiones libres que le capaciten para convivir en un mundo abierto a la novedad y a la unión alrededor de las realidades más grandes que el hombre, en particular a la del Deus semper maior.

Además de publicar libros, ¿a qué se dedica la Fundación?

Maior tiene tres áreas de trabajo, que intentamos vivir con un mismo corazón.

Formación: diferentes actividades dirigidas a todo tipo de público, buscando en cada una de ellas ir a lo esencial. En nuestro calendario tenemos previstos un Encuentro anual “Fe cristiana y servicio al mundo”, Encuentros de lectura de carácter mensual, Seminarios, Cursos de Educación en la Afectividad, Visitas Culturales, Sesiones Literarias y Musicales, Encuentros de matrimonios, Compañía de Teatro, Conferencias, Peregrinaciones y Cursos de formación para Universitarios y Jóvenes Profesionales.

  
Publicaciones
La cultura no es una excusa, sino un verdadero lugar de encuentro entre el cielo y la tierra, entre la gracia y la naturaleza, haciendo posible lo plenamente humano. Maior trata de publicar obras penetradas del mismo espíritu que está presente en la Fundación. En cada colección se profundiza sobre una temática: formación cristiana, oración personal, narrativa y semblanzas de personas.

  
Solidaridad y voluntariado
En Honduras y México Maior financia directamente programas de ayuda a comunidades necesitadas. También trabaja en el ámbito educativo y socio-cultural en España y en Italia, en Roma. Promovemos diversos proyectos de cooperación al desarrollo: apoyo a centros educativos, jóvenes y familias sin recursos, formación de agentes de desarrollo, becas para estudiantes, ayuda a las misiones.


  
¿Cuál es a su juicio la más importante de todas esas actividades?

Los Encuentros Fe Cristiana y Servicio al Mundo. En estos encuentros, inspirados en autores como Hans Urs von Balthasar, Adrienne von Speyr o Henri de Lubac, entre otros, queremos aportar luz a la vida del cristiano que está en medio del mundo con una tarea, más notable o más escondida, de servicio en la fe. Tienen lugar a lo largo de una jornada, en la que el tema se va desarrollando en varias conferencias y una mesa redonda.



.